La luna de miel de Pico Monaco

En su primer viaje de casados, alquilaron una casa rodante y emprendieron una inolvidable aventura por cañones, montañas y lagos Fuente: HOLA


pico monaco casado viaje luna de miel

Fuente: Hola

Fuente: HOLA Fuente: HOLA

ebe ser porque nació en Tandil y siempre le gustaron el contacto con la naturaleza y la práctica de deportes que lo conectan con el vértigo y la adrenalina, pero lo cierto es que Pico Mónaco (36) disfruta al máximo de lanzarse a escalar, hacer rafting o pedalear en medio de un paisaje imponente y del desafío de aventurarse por lugares nuevos, que pongan a prueba su buen estado físico y su capacidad de adaptación. Y encontró en su mujer, la modelo Diana Arnopoulos (30), la compañera ideal para concretar un viaje al mejor estilo road movie por la costa oeste de Estados Unidos, a bordo de un RV (la abreviatura en inglés para Recreational Vehicle).

Recorrieron unos tres mil kilómetros de ruta durante diez días, en los cuales hilvanaron paradas en lugares míticos de California, Arizona, Utah y Nevada y concretaron un itinerario perfecto para evadirse de todo lo que no fueran ellos dos y la imagen de postal que los rodeaba. "Teníamos planeado este viaje hacía rato, pero estábamos esperando que mejoraran un poco las cosas en Estados Unidos y disminuyeran los casos de Covid -contó Pico-. La luna de miel recién va a ser el año que viene, después de que nos casemos por Iglesia y hagamos la fiesta".

HOJA DE RUTA

Volaron a Los Ángeles a visitar unos amigos, y desde allí arrancaron con su tour rutero, enfocado principalmente en los parques nacionales de la zona: Joshua Tree, Sedona, Antelope Canyon, Lake Powell, Bryce Canyon, Zion y Death Valley. "Hicimos todo el viaje solos y, entre los dos, armamos un diario día por día con información y todo tipo de detalles a pedido de varios amigos que quieren vivir la experiencia", explicó el ex tenista.

Se levantaban muy temprano, para poder visitar los distintos sitios de interés antes del mediodía -cuando la temperatura en esta época del año suele llegar a los 50 grados-, y se dieron el gusto de escalar, hacer senderismo, kayak y hasta de dormir en medio de la nada a la luz de la luna. "Fue increíble y todos los lugares tienen algo mágico. En las dunas del Death Valley, por ejemplo, pasamos una noche y nos tocó luna llena y un cielo estrellado impresionante. Es uno de los lugares del mundo donde más estrellas se pueden ver", dijo Pico. "Los dos somos aventureros, nos encanta la vida activa, recorrer y conocer lugares nuevos. La escalada al Cathedral Rock, en Sedona, fue una experiencia que disfrutamos mucho, y una vez ahí arriba ver el atardecer con todos los colores y matices del cordón montañoso fue impresionante.

Igual que el recorrido en kayak por el Lake Powell. Fue un viaje bárbaro, lo repetiríamos ciento por ciento", agregó. Siempre con su equipo de mate como aliado, Pico "se adueñó" del volante del motorhome ("manejé siempre yo porque me encanta y más en esas rutas desérticas"), pero entre los dos compartieron el mantenimiento de su hogar rodante y ella fue quien estuvo a cargo de la cocina ("Diana cocina increíble, así que la mayoría de las veces se encargaba ella").

Ya de vuelta en su casa de Miami, mientras planean su boda por Iglesia para 2021 -será en Grecia- y miran las fotos de esta aventura de película, Pico y Diana sueñan con una nueva travesía rodante. Pero, la próxima vez, será por las rutas argentinas: "Apenas se pueda, queremos hacer algo similar por el sur de nuestro país, porque me gustaría mostrarle a Diana lo increíble que es la Patagonia".